A pesar de que la menstruación es perfectamente natural, y sin importar que más de la mitad de quienes habitamos ha tenido o tendrá la menstruación, hablar de ella es aún poco común. Y si a la palabra “menstruación” le añadimos la palabra “sexo”, la rareza es total. Según la Encuesta Global sobre Higiene Íntima y Salud Sexual de Intimina, el 46% de las personas que menstrúan no tienen relaciones sexuales durante los días de sangrado.         

Es urgente y fundamental arrojar luz sobre este tema para que deje de ser tabú y podamos normalizarlo, ¿no crees? Sólo así lo podremos vivir como lo que es, ¡como lo más natural del mundo!  

A continuación, te compartimos  algunos de los beneficios de tener sexo mientras estás menstruando y algún truco para que te sea más cómodo. Sin embargo, es perfectamente normal si no tienes ganas de tener sexo (estés o no en los días de tu periodo). Cada persona es única y tú decides cuándo y cómo quieres tener sexo.  

Tus mejores aliados si quieres tener sexo con la regla:  

  • Copa Menstrual: al estar dentro de tu vagina y recoger la sangre, es el complemento perfecto para una buena sesión de masturbación o sexo oral.   
  • Juguetes eróticos: succionadores como Mambo o vibradores como Oli, que estimulan el clítoris, pueden darte mucho placer sin necesidad de introducir nada en la vagina.  
  • Condones: ¡no olvides protegerte! Tener el periodo no significa que no puedas embarazarte o contraer una ITS.  
  • Kiwitas: Si no quieres renunciar a una ropa interior bonita por el hecho de tener la regla, existen opciones como Kiwitas con encaje

Beneficios de tener sexo durante la regla 

Simplemente, es sano. A pesar de lo que se pueda creer, tener relaciones sexuales durante la menstruación no tiene contraindicaciones. ¡Y es muy sano! Salvo que tengas problemas menstruales concretos, puedes seguir disfrutando del sexo y de las ventajas que te proporciona tu cuerpo durante la menstruación. 

  • Aumento del deseo sexual: cuanto más sexo de calidad tenemos, más queremos repetir y más lo deseamos. Por el contrario, cuanto menos sexo tienes, menos deseo generas y hay que “esforzarse” más para mantener los niveles de deseo. Por eso, si mantenemos la actividad sexual incluso teniendo la menstruación, podremos experimentar un mayor deseo sexual a largo plazo. 
  • Los orgasmos son analgésicos naturales: aparte de ser súper placentero, el orgasmo también es una fuente inagotable de endorfinas que actúan como analgésicos naturales y pueden aliviar los dolores menstruales. ¡E incluso los dolores de cabeza! Por eso, muchas personas se masturban cuando tienen la regla o alguna que otra molestia. Pero si tu dolor es tan intenso que ni los analgésicos ni los orgasmos pueden con ello, te recomendamos acudir con un profesional de la salud para descartar otras complicaciones como la endometriosis. 
  • La menstruación actúa como lubricación natural: por lo que favorecerá las relaciones con penetración, ya que esta lubricación extra es perfecta para evitar las fricciones incómodas. 

    Trucos

    Sexy Jessica Alba GIF

    • Ve poco a poco: para tener sexo con penetración es aconsejable penetrar cuidadosamente e introducir el pene o juguete progresivamente hasta encontrar la profundidad vaginal cómoda y placentera (es posible que durante estos días sea diferente). Piensa que durante la menstruación el cuello del cérvix baja y, aunque para algunas personas esto es algo que aumenta su placer, para otras es motivo de dolor y molestia. 
    • Comunícate: para mucha gente, tener la menstruación y mantener un encuentro sexual con una persona puede ser incómodo, especialmente si se trata de un encuentro esporádico. Comenta a tu pareja sexual que tienes la regla y, una vez lo hayas hablado, podrás negociar y hablar explícitamente sobre lo que te gusta o no en la cama. Sobre todo, recuerda: puedes parar el encuentro siempre que lo consideres. No importa que hayas empezado tú, y tampoco tienes que dar más explicaciones de la cuenta.  
    • Siéntete bien: cada persona se tiene que sentir cómoda y relajada a la hora de disfrutar, tanto a solas como en compañía. retienen el flujo para que te olvides de todo y disfrutes a lo grande. 
    • Manchas: el sexo con la regla puede ensuciar, pero como el sexo sin regla. Siempre hay fluidos involucrados en el sexo: semen, fluidos vaginales, sudoración, saliva. La diferencia está en que la sangre se ve más. Si quieres evitar manchas puedes:  
    • Colocar una toalla o toallas, en el lugar donde tendrán relaciones y después puedes lavarlas con cloro. (Truco: con agua oxigenada las manchas de sangre se van a la perfección). 
    • Sexo en la regadera: aquí despreocúpense de las manchas pues el agua limpiará la sangre. Eso sí... ¡agárrense bien, no se vayan a caer! 
    • Protégete: no te olvides de usar protección si tienes sexo durante tu periodo: la creencia de que no puede haber embarazo durante la menstruación es falsa. Es cierto que la probabilidad es menor, pero no es cero. Para la mayoría de las personas, la ovulación comienza entre 7 y 12 días después del inicio de su último periodo, pero los espermatozoides pueden vivir dentro del cuerpo hasta siete días. Esto significa que podrías ovular mientras los espermatozoides vivos todavía están dentro de tu cuerpo.   
       

    Recuerda que tú decides cuándo tener o no relaciones, consensuándolo con tu pareja (en el caso de que decidas compartir la diversión con alguien).  

    En resumen: tener sexo durante la menstruación es una experiencia distinta a la que vives en otros momentos del ciclo menstrual, por lo que puede proporcionarte sensaciones diferentes y, además, ¡muy placenteras! Además, tiene múltiples beneficios para tu salud física, sexual y emocional. Recuerda: ¡la menstruación no tiene nada de desagradable, sucio o vergonzoso!