Por culpa de herencias que no nos hacen ningún bien, tenemos una falsa idea implantada y creemos que solo podemos disfrutar nuestras relaciones sexuales si hay penetración de por medio. Por culpa del coitocentrismo, creemos que todas las prácticas en las que no haya el coito en sí no son una relación sexual como tal y, la verdad, no hay nada más alejado de la realidad.

Salir de nuestra zona de confort y atrevernos a experimentar nuestra sexualidad no es algo fácil, pero no por ello vamos a renunciar a nuevas sensaciones, ¿no? Así que, aquí van 5 pasos para disfrutar del sexo sin penetración:

 

1. Prepara el ambiente

Enciende un par de velas aromáticas, pon un poco de música que os ayude a entrar en materia y preparaos para disfrutar de nuevas experiencias. Deja de concebir los preliminares como tal y conviértelos en el plato principal. Lo que en un encuentro con penetración sería el aderezo, en estos juegos pasa a ser el plato fuerte, y por eso son tan importantes. Recuerda que aquí está todo permitido excepto el coito.

ambiente-musica

Prepara el ambiente... 

 

2. Calienta los motores con un buen masaje

¿Qué mejor idea para comenzar a calentar los motores que un buen masaje erótico (descubre aquí cómo dar un masaje erótico paso a paso), ideal para relajar las presiones del día? Primero, pon un par de gotas del aceite en tus manos y extiéndelo a lo largo de toda la espalda de tu pareja, realizando caricias suaves. Luego, poco a poco, ve bajando desde su espalda a sus muslos y sigue acariciándole suavemente. Repite esto hasta que quieras pasar al siguiente nivel.

masaje manos espalda

Un masaje para aumentar la temperatura

  

3. Juego de las ataduras

No, no solo se trata de atar. Este juego va un poco más allá. Se trata de privarle de los sentidos de la vista y del tacto. Juega con el antifaz y tápale los ojos... que no sepa dónde estás. Luego, coge las cintas y átale las manos de tal manera que no pueda tocarte. Ahora que no sabe dónde estás, ¡es el momento de jugar!

Reta a tus sentidos

Reta sus sentidos 

 

Toma unas plumas y pon a prueba sus sentidos. Acaricia su cuello, sus orejas, su espalda, su abdomen... ¡Ha llegado el momento de elevar el placer! Usa un minivibrador versátil y potente como Neo y recorre su cuerpo. Juega con las zonas más sensibles de tu pareja hasta que estalle de placer.

*Psst, psst, tenemos un kit perfecto para que eleves la lujuria de tus juegos y disfrutes al máximo de este paso. Descúbrelo aquí.

Sasha 

4. Sexo oral a ciegas

Tu pareja está totalmente atada, ¡sigue sacándole provecho! Es hora de ir más allá y darle protagonismo a los genitales. Si lo que quieres es impresionar a tu pareja y aprovechar que tiene los ojos tapados y regálale una muy buena sesión de sexo oral. 

5. Masturbación

Y para llevar a tu pareja al clímax, lo mejor es incluir unos vibrantes juguetitos para que disfrutéis mucho más de este juego. 

Si tu pareja tiene pene, prueba con un masturbador para regalarle una experiencia fuera de este planeta. 

Air Tech Regular

Masturbador para penes reutilizable

 

Usar este artilugio es bastante fácil: aplica un poco de lubricante a base de agua dentro del masturbador. En la base hay un agujero y dentro está lleno de rugosidades diseñadas especialmente para darle el máximo placer al pene. 

Y si tu pareja tiene vagina, sin duda debes probar el maravilloso succionador de clítoris Mambo, para regalarle a tu amante orgasmos superintensos (sí, en plural). ¡El primero en menos de dos minutos!

Mambo

 

Este también es fácil de utilizar: primero aplica una gotita de lubricante a base de agua en el clítoris de tu compi y, acto seguido, coloca la boquilla del succionador encima del clítoris. Lo siguiente es que juegues y vayas aumentando la potencia hasta verla vibrar. ATENCIÓN: No tardará mucho en estallar de placer. En tus manos queda seguir o no jugando ;)

 

...

Exploren juntxs los juegos sin penetración y abran sus mentes para ventilar los tabúes de la sexualidad.